Bienvenid@s.

Este es mi blog, un pequeño sitio donde vengo de cuando en cuando a soltar ideas en forma de entradas. Siéntete libre de curiosear lo que quieras, como también de comentar lo que te apetezca. Encontrarás un gazpacho fresquito -o no- de temas. Espero que disfrutes y gracias por dedicarme algo tu tiempo.

Diego.

Canciones.

Da miedo conocer o al menos ser una de esas personas, a las que como a mí, una canción puede hacernos subir al infierno o bajar al cielo. Da miedo sentir la música así, por que es como abrir el libro de tus recuerdos. Y nunca sabes que podrá salir de él.

Ésta es la canción culpable de hoy. 

Podrá ser una tontería, pero esa canción (en combinación con la serie a la que pertenece, Furikuri, la cual os recomiendo encarecidamente) me trae recuerdos no de momentos, sino de sentimientos o de situaciones que hoy por hoy habitan en mí y en cualquier humano, pero que queremos tapar con toda clase de mierda posible.

La soledad, el tiempo, el olvido.

Todo va de la mano, esta canción es capaz de situarme en una calle, con un sol que da calor a rabiar, con gente pasando a mi lado, con mi música puesta, paseando a mi ritmo, sin nada que mirar, sin nada que te mire. Una mera persona más en el mundo. Que pasea sola. Que saluda a alguien, pero que vuele a caminar sola. La persona que le saludó se fue nunca volverá. Como la chica que besó ayer, la misma chica que juró querer, la misma que juró quererle. Todo se esfuma. Y el chico se fuma un cigarro por no tener nada mejor, y se sienta a ver las nubes pasar, dándole formas preciosas que nunca verá.

Entonces le ponen una mano en el hombro, y allí está ella. No veo bien ni su pelo, ni sus aspectos físicos. Sólo veo un gesto sonriente, que reconforta y ayuda, y un abrazo sin pedir nada a cambio, que hace ruborizar y que hace mirar hacia otro lado, pensando y latiendo a la par que ella.


Y vuelta a su casa, y se tumba en la cama. Con los cascos puestos. Ha saludado a su familia, pero aunque ellos griten, chillen y salten, el sigue sumido en sus pensamientos. No en esa chica que le abrazó, sino en cuánto va a durar. No en esa vida que pasa ante sus ojos, sino en qué le deparará. Y en cómo reaccionar.


Y vuelve a dormirse en su cama, medio destapado, en cualquier posición, y siente una mano invisible que roza su cuello y unos labios de mentira que besan su mejilla, seguido de un sentimiento sincero que reconforte a cualquiera. Pero sabe que eso, sólo está en los sueños.


O en las canciones que escucha por sus cascos enormes.


O en las que escucho yo por las noches, cuando todos duermen y nadie me vigila ni me recuerda.









¿Y dónde quedan las personas?

¿Qué más da los pelos, la ropa y en general, la imagen y aspecto de cada persona? Se supone, que lo realmente importante debe ser el interior, da igual las pintas que uno tenga, ya que un cabrón de traje y corbata, no es menos cabrón que uno de vaqueros y camiseta.

Lo es tanto, o probablemente más.

Da igual la ropa que lleve. No siempre es más puta la que viste como tal. El hecho de ser una zorra, es por cómo eres, y no por cómo vistes.

Pero como siempre, la realidad y la verdad son totalmente distintas, alcanzando así una faceta obtusa que se aleja de la primera concepción hipotética y perfectamente estereotipada de lo que sería una ficticia realidad social.

Surgen entonces los distanciamientos, el orden, los grupos. No quieres acercarte a tal chico, porque ya no tiene melenas, no quieres acercarte a tal chica, porque tiene un polo Lacoste(enmicama).
Es igual si tenemos delante a alguien que es mucho mejor persona que nosotros mismos, sino viste acorde a nuestros gustos, se puede ir a tomar por culo, hablando mal y pronto.

¿Qué más da que vista como un friki, como un cani o como un rapero?¿Qué son las ropas mas que trozos de tela estúpidamente caros y sobrevalorados


Os quejáis de racistas, pero ustedes mismos sois los primeros clasicistas.

El cambio, el mundo del devenir.



Devienen mis fuerzas hacia puntos divergentes, no son metas compatibles, son objetivos cambiantes.

Es entonces, cuando alzo la mirada a las estrellas, busco respuestas en los astros, con lluvias, centellas y rayos como fondo de la escena.

Y mientras tanto todo gira en torno a la vida, y no pierdo de vista los movimientos, sigo de cerca este bonito fenómeno que parece afectar a todos menos a mí. Aunque quién sabe, quizá mi destino sea así.

Con el cambio, las deformaciones y el devenir.

Con los errores, y las malas formas de intentar vivir. 

Navidad.

Diciembre acaba de llegar, ayer, como quien dice.

Y con esto, la Navidad. ¿Y qué cojones es la Navidad?

"La Navidad (latín: nativitas, «nacimiento» ) es una de las fiestas más importantes del Cristianismo –junto con la Pascua y Pentecostés–, que celebra el nacimiento de Jesucristo en Belén. Esta fiesta se celebra el 25 de diciembre por la Iglesia Católica, la Iglesia Anglicana, algunas otras Iglesias protestantes y la Iglesia Ortodoxa Rumana; y el 7 de enero en otras Iglesias Ortodoxas, ya que no aceptaron la reforma hecha al calendario juliano, para pasar a nuestro calendario actual, llamado gregoriano, del nombre de su reformador, el Sumo Pontífice Gregorio XIII."

El nacimiento de Jesucristo en Belén, dato, desconocido y no fiable. Lo cual ya empieza a hacer que las bases de esta fiesta, empiecen a tambalearse. De hecho, ahí dice que otras iglesias no aceptan la reforma de el calendario de Juanito el Cascarria y deciden mantenerlo en el 7 de Enero. Los cristianos como siempre, mucho cordero mucho cordero, pero aquí cada uno va por donde le sale de los mismísimos huevos, no hay quién los entienda.

¿En qué consiste esta fiesta? 
Pues se supone que es motivo de jolgorio e ilusión, porque va a nacer un crío. Claro, que ese crío es Jesucristo, y no va a ser un chico cualquiera. O eso dicen las escrituras, yo que sé. Y como ha nacido el niño, vamos a cantar como majaderos, porque es bonito que haya nacido el Salvador. Sí, el que luego se iría a tomar por culo y no volvería, eeeese mismo. Pero claro, en su época, no había ni móviles, ni sms, ni msn... ¡ni tuenti! (algunos pueden haber muerto con esta última noticia) Así que, Dios, allá en todo lo alto, decide mandar como una especie de estrella, que haga que la gente vaya hacia un mismo sitio. Bueno, también mandó a unos pastores un ángel y les dio las indicaciones justas para llegar, como un guardia civil ahora, pero sin el tricornio. 
  
Un ángel, un poco arrugado, guiando a los pastores.



Por eso la gente, simula que son pastorcillos y ovejitas, y le cantan canciones de niños grabadas en cassettes, que todos los años la ponen y que juro por el feo del tricornio, que acabaré quemándolas.

¿Y cuál es el problema ahora?
 Poniéndome serio. El problema reside en, primero, que las buenas acciones y todos esos sentimientos, sólo se recalcan en esas fechas, por lo cual, el prójimo no existe el resto del año, las limosnas tampoco, y la actitud de cristiano de boquita, se instaura a sus anchas.


Otro problema. La gente olvida las desgracias. Tapa los problemas de los demás, no quieren saber de muertes, de tragedias. Ellos están bien, y ESO es lo que realmente les importa. ¿Qué mas le dará el resto de millones de personan que están muriendo, al mismo tiempo que, maldita la hora, nace un salvador de mierda, que sólo salvaría su trasero?
                                                                              
Y el peor de los problemas. La capitalización de toda la fiesta. Como hacen con todo. Lo que se puede vender, se vende, y los sentimientos no son una excepción en este gran mercado.

"El Corte Inglés les desea... unas felices fiestas.. ¡con los mejores precios!" Tu imagínate, que baja Jesucristo, rollo poltergeist(para los que no entiendan, como si fuera un fantasma), y dice: "Vengo a celebrar con ustedes la Navidad, hermanos, pero antes... ¡que os parece si probáis el nuevo producto de Arielus, que deja las túnicas color cielus!"


Bueno, yo, como no soy cristiano, ni creyente... no celebraré la Navidad. Pequeñas reuniones familiares, me atiborraré de comida, y disfrutaré de los pequeños regalos que caigan.

Haré lo mismo que los cristianos. Salvo por una pequeña diferencia:

Por mí Jesucristo puede morirse ahogado por un polvorón de Estepa, mientras le traen la propaganda del "Toysarás" (escrito: Toy'r'us).                                                                                                          

La oveja negra.

"Eres el peor hijo que tengo" 

Esas fueron las palabras que salieron ayer de la boca de mi padre, cuando le conté el último de mis hobbies y quizás, proyectos. Voy a apuntarme a la NTWE, una Asociación de Lucha Libre de Cádiz Amateur. Y parece que eso a mi querido progenitor, no parece gustarle todo lo que yo quisiera.

Parece que querer estudiar filosofía, escribir y la Lucha Libre, son cosas estúpidas en las que perder el tiempo, pudiendo ser como el resto de chicos, estudiando medicina, vistiendo bien y jugando a Fútbol.

A veces pienso que sería mejor ser un chico normal y corriente como el resto, por lo menos así agradaría mas a mi familia.

Aunque por otro lado, si soy la oveja negra, entendería muchas cosas del mundo social que me rodea. Ya sé porque dijiste aquello, o porqué hiciste eso otro. Porque soy la oveja negra. Un objetivo común que atacar, que destruir o del que mofarse. Posiblemente eso lo justifique todo, pero no creo que lo solucione todo.
 Quizá por eso el Karma me la quiera jugar, por eso el destino se ciña en fastidiar. Por eso la vida se centre en atacar, mientras yo, me centre en defender.

Seguiré con la política de siempre. Y es la que aconsejo, porque no siempre tu padre (o tu madre) llevan la razón. No siempre tienes que hacer caso de sus gilipolleces, no siempre aciertan, no son perfectos. Son personas. Como tú, y como yo. Y se equivocan, tanto o más, que nosotros. 

Así que seguiré adelante con mis sueños. Haré lo que quiera hacer, comeré lo que quiera comer, beberé lo que quiera beber, me vestiré como me quiera vestir, y practicaré lo que quiera practicar. Me da igual si las quejas vienen por parte de mi padre, de la iglesia o del estado.


La oveja negra no atiende a razones.
  

Dilapidados.

Dilapidados quedan a partir de hoy los usos de la pluma para salvar corazones egoístas que no quieren coger manos salvadoras.
Dilapidados quedan a partir de hoy mis sentimientos de pena y gloria, dilapidados son y serán hasta el fin de los tiempos, de la memoria inamovible.

Disfrutemos de las avaricias del destino, veréis como os hundís. Desgarraré mi piel mientras sueño, porque sabré que tus dolores en mí tendrían anhelos de esperanza. Pero les cortastes las alas, todo se fué a la vieja usanza. Ahogaré la pluma en el tintero para no escuchar las lamentaciones de mis dedos. Que no se quejen, que aquí tengo yo el cerebro formador de ideas pero ellos las máquinas creadoras del sentimiento.


¿Qué serán de mis obras después de esto? No me apetece volverme otro poeta del tres al cuarto que llore sus penas a la musa del destino mientras solloza suplicando en unos versos y poemas que dejan mucho que desear.


No es mi interés dar pena, no es la opción que quiero escoger. No soy un vulgar escritor o por lo menos no tengo los principios de éste, voy a morir de pie. Cueste lo que cueste. Quemaré el abismo de las poesías vacías a los abrazos secos, que para llorar ya tuve mis momentos y no quiero volverlos a tener, ¡ni muerto!




Por dios, estoy perdiendo mis raíces. Una rata famélica empecé siendo, y una rata famélica acabará aquí escribiendo. Como era costumbre antaño.


Cuando tus ojos me daban igual.


Y cuando tus palabras no podían hacerme daño.

Diario de una rata [Parte 5]

Llevo un tiempo sintiéndome distinto. Cambiado. Es algo extraño dentro de mí, pero es algo que existe. Esta ahí, y me hace sonreír y pasarlo bien. No sé todavía por qué surgió, pero no me importa, mientras que no me haga daño, que se quede ahí lo que desee.

Ya no miro igual a la ventana, ahora sino está la Luna no voy ni a mandarla a la mierda, no voy siquiera a buscarla. Me da lo mismo. Sino aceptas hablar conmigo, me da igual, entonces eres para mí una pérdida de tiempo.  

Y yo el tiempo lo valoro. 

Si me evitas como un moscón más, me da igual, porque sin tí llevo viviendo 19 años, y puedo seguir sin ti perfectamente,como puedes ver. No eres mi amor platónico ni soy tu fan secreto. Bájate esos humos, que a mí me da igual lo que digas. Si te molesta lo que te digo, me da igual, la verdad. Digo lo que pienso, así que mejor ve tapándote los oídos, porque a priori, no veo ningún motivo para tener que cerrar la boca.

Si te parezco un pesado, un moscón, un retrasado, un mongolo, un subnormal, un calzonazos, un cornudo, un gilipollas, un imbécil, un falso o lo primero que te pase por la cabecilla... me da igual. Dí lo que quieras. Pero luego no vengas pidiéndome la mano cuando te vayas a caer, porque me dará igual. Que te caigas, que te hagas daño, o incluso que te mueras.

Por eso me siento fuerte. No porque crea que voy a comerme el mundo, sino porque sé que voy a intentarlo con todas mis fuerzas, y sino lo consigo, me da igual, el esfuerzo lo he hecho y por eso ya tengo que sentirme orgulloso y pletórico.

También me da igual que seas mejor que yo, así que no pierdas tiempo validándome. Si eres muy lista, muy fuerte, follas mucho o cagas poco. Porque hagas lo que hagas, aquí nadie es perfecto, y seguro que mientras explayas tus suertes, te callas tus desgracias, para no dar pena, aunque más que pena, me darías arcadas. 

Porque aquí cada uno tiene lo que se merece... y sino...

...¡pues me da exactamente igual!

Tienes que elegir tu papel en esta vida.

Tu forma de ser determina qué tipo de actor serás, que papel sabrás representar mejor en lo que es la película de tu propia vida. Nadie debe vivir los momentos que te tocan vivir a ti, nadie debe morir por ti, nadie debe nunca elegir por ti.

Haz tu película a tu modo, que el resto harán la suya al suyo propio. Cada cual vive como quiere, o a veces como puede. 

Pero como los buenos actores, acepta las críticas, quizás estés haciendo una película de mierda con tu vida, y tras esas máscaras de duros críticos, sólo se encuentren un puñado de personas que te desean el mejor de los éxitos. O quizá el peor de los destinos, pero indirectamente, te ayudan a cambiar.

Aprende si eres el malo de la película o el bueno, aprende que el bueno no siempre gana, pero que el malo siempre tendrá su merecido castigo, quizás no se lo des tú, quizás sea un actor secundario. O quizás en su propia película.

Aprende también a gustarte tu papel, y afrontar las consecuencias que estos acarrean en el público o en el resto de actores.

Por mi parte, me gusta el papel del típico chico solitario que cuando despide a una pareja de amigos, éstos comenten: "Pues es muy buen chaval, que lástima que no tenga una novia." Es un papel bonito. Te hace sentir diferente, se te ve bien fuerte siendo así. Sacando risas a todos los posibles.

Haciendo de mi película una comedia. O por lo menos ahora, aunque me temo que mi película pasará por todo tipo de fases, me gusten más o menos.

Ya veremos qué pasa. A fin de cuentas mi película la dirijo yo, y digo cuando se rueda y cuando no.

Así que,



¡Todos a escena!

Verguenza de ser humano.

[Preciosa canción para un tema asqueroso]

Asquerosa, falsa, mentirosa, cruel, sangrienta, hipócrita.

Desde que nacimos hasta que morimos, somos seres detestables, matamos por diversión, acusamos por miedo, hacemos daño por placer, ganamos por dinero.

Sólo tienes que mirar a tu alrededor, el amigo que discrimina a su amiga, la amiga que juega con los hombres como si muñequitos fueran, el vecino que mata a su mujer por sentirse sólo...

Acusamos de lacra social al sector que nosotros mismo hemos condenado a vivir en la pobreza. Escupimos a los inmigrantes sin pensar antes que nosotros somos los culpables de su situación, somos los culpables de la explotación infantil. No vemos que para que haya un primer mundo, antes debe de haber un tercero. Sin ése tercer mundo no seríamos nada. Tendríamos que explotar a gente más próxima, a nuestros hijos, a nuestros hermanos, a nuestros padres.

Matamos por algo que no sabemos si existe. Por unos valores que penden del hilo de la fe, la fe mueve montañas, la fe mata personas. Mientras los curas se dedican a los salmos y los salmones, los pobres se mueren de hambre, y el consuelo es "que dios os quiere", pero sólo nos da de comer a nosotros, porque le comemos bien el prepucio. Mientras los líderes extremos islamistas se dedican a lanzar publicidad militarista contra países judíos o no islámicos, niños mueren en atentados suicidas, madres sufren el dolor del destrozo de una vida, matada por la religión. Y esperan tener un montón de vírgenes, patético, mueren con honor, matan a gente inocente por beneficio propio. Y condenan al enemigo occidental, hipócritas.


El jodido economista americano se apodera del mundo que le rodea enseñando el fajo de billetes como tarjeta de presentación, el señor tiene derecho a un primer puesto para transplantarse un cojón, pero el muerto de hambre que necesita un pulmón, no tiene dinero, de qué sirve mantener a un muerto de hambre. ¿De qué sirven los valores si tienes los dolares?


Y luego tienes que soportar los orgullosos dueños de las prendas de marca, de como se mofan y como se enchiden de orgullo con las lágrimas de sangre de un niño que duerma con los ratones, y que ni éstos le abracen. 


En qué nos estamos convirtiendo. Los primeros homínidos eran menos humanos, yo que me alegro por ellos.


El mundo va a explotar, hacemos del desarrollo económico un puñal que clavamos a la madre tierra y al vecino subdesarrollado. Matamos los sueños de todos, pues la de todos es la Tierra hogar. ¿Qué tenéis en mente, panda de subnormales?¿No os dais cuenta que matamos nuestro futuro, que matamos a unos pobres animales por gusto, ya sean cachorros indefensos, toros "nacidos para ser torturados", o tiburones "comehombres"?


Decidme, qué sentido tiene quejarme, si yo soy el primer culpable de esta desgracia, soy el primero que debería de pasar por el paredón de los muertos de hambre, soy el primero que debería ser pasto de los tiburones, el primero que debería desaparecer, el primero que llora cuando piensa de fondo en lo asquerosa que puede llegar a ser una persona.


Al menos no mato por dinero, no ataco por diversión, no escupo sobre otro humano, no me encojo de miedo ante la opresión. Mientras los políticos gobiernan con sus trajes de Armani, yo sueño con vestirme con un traje hecho con su pellejo. Y con el de todos los que cometan atrocidades en este mundo, sean de derechas o de izquierdas, todos apestan, todos te putean.

Cuan egocéntricos y creídos somos al darle al adjetivo "inhumano" un valor descalificativo.



Lo mismo de siempre.

A partir del minuto 0:25 


Se despertó, era tarde, aproximadamente las 15:00. En el mueble descansaba la ropa del anterior día, olía tabaco, a alcohol y a indiferencia. Toda para lavar, y avanzó hasta la ducha que él también tenía que ser sometido a la limpieza diaria.

Con la misma parsimonia se vistió y con más lentitud comió. Las mismas comedias de la televisión no alegraban las mismas desgracias de las noticias. Acabó de comer, echó su plato al fregadero y limpió los restos de un día atrás.

En pantalones, secándose la melena castaña que le caía por el hombro, se dispuso a volver al cuarto. Encendió el ordenador, comprobó el correo, la misma publicidad de siempre. Entró en alguna red social que otra, y le llegó el mensaje: "Tío, esta noche a la hora de siempre donde siempre, estaremos los de siempre... y haremos lo de siempre".

Puso algo de música, parecía ser Jazz-Fusión. Mirando hacia la pared y preguntándose "¿Porqué yo?", se quedó dormido, y por lo menos hasta las 20:00 no se levantó. Comió un poco, por que dormir siesta da sueño y volvió a la televisión. Los mismos programas basura, la misma tontería con la misma dedicación. 

Vagando por el pasillo, rascándose el trasero como un vulgar piojoso, la caja de cigarrillos encontró. Una ventana abierta, es un buen lugar para asomarse a fumar un rato. El mismo sol de siempre, con la misma escena de siempre. Gente paseando por la playa, dos o tres gaviotas volando... Cerró los ojos e intentó imaginar algo distinto, pero su cerebro no le dejó.

Volvió a la ducha, y se vistió con lo primero que cogió. Vaya yo caliente ríase la gente. Salió en dirección Bar. Por el camino, gente distinta pero a la vez familiar, las miradas de siempre, los pasos de todos los días, las mismas escenas, los mismos "huy, perdón". Llegó al bar, y allí estaban sus amigos. 


Los de siempre, pero los que siempre hacían que él sacase una sonrisa para recordar por un momento que algo importante tenía entre sus manos. Pero una vez en el bar, se alejaba hacia la barra como un indecente. Se quedaba allí, mirando a la gente, todos con sus voces atronadoras, que hablaban mucho pero no decían nada, todos reían, todos se abrazaban. Era escenas que el ya conocía, pero que a su vez le entrañaban. "Allá cada cual", pensaba siempre.


Miró hacia abajo, y ahí estaba la misma cerveza de siempre, que le puso el camarero de siempre con la sonrisa de todas aquellas veces.


Entonces se empezó a preguntar, si de veras debía disfrutar de lo que tenía, o empezar a buscar nuevos horizontes en sitios donde antes jamás se quiso adentrar. Allí estaban sus amigos, allí estaban en el bar de siempre, luego se irían a otro bar, pero con el mismo ambiente de siempre.


Optó por tomar la misma postura que siempre, cigarro en una mano, cerveza en otra, reír un poco con los amigos y soltar algún comentario elocuente... era para él sin duda lo más divertido. Que conocía.. y que conoce.


Hora de volver a casa. Por el camino, lo mismo de siempre, algún borracho algún pedigüeño y la indiferencia del mundo de siempre.


Llegó y se echó a dormir, dejando la ropa tirada en el primer sitio que encontró.

Se despertó, era tarde, aproximadamente las 15:00. En el mueble descansaba la ropa del anterior día, olía tabaco, a alcohol y a indiferencia...



Actitud pueril, para un tema serio.

¡Cuán típico se me hace!

Pero pos desgracia, este país no deja de asombrarme, y más que el país, esta sociedad.

La idea es poner en el estado del Facebook, "Me gusta en". Yo en el Facebook, como no me meto mucho, no he llegado a verlo, pero en Tuenti la cosa cambia y abunda. Con ese "Me gusta en", se intenta hacer que los hombres vayan, y opinen con sus mentes sucias sobre un tema que es el erróneo, pues según el origen de esta moda infantil, ese "Me gusta en", hace alusión al sitio donde a la mujer le gusta dejar el bolso. 

¿Con qué motivo? Pues, esta copia de "I like it on", digamos... que actúa como campaña a favor de las víctimas de cáncer de mama y de su tratamiento.


Fuente.

Ahora es cuando llega el momento, en el que las lectoras que han caído en esta gilipollez, dejan de leer para no sentirse insultadas.

No quepo en mí de lo subnormal de este proyecto. 

El cáncer de mama, es un tema serio, es un tema que necesita apoyos sociales claros y contundentes, necesita firmas, necesita manifestaciones, necesita movimiento. No que cuatro niñatillas pongan en sus estados "Me gusta en", para picar así a cualquier chico, si si, a cualquier CHICO. Que luego mucha tontería de que la sociedad es machista, pero muchas mujeres colaboráis en ello, cojones. ¿Acaso no existen mujeres malpensadas?¿malpensar es únicamente masculino?.

Y... ¿porqué el bolso?¿los hombres no pueden llevar bolso?¿el bolso es un atuendo únicamente exclusivo de mujeres?¿una mujer sin bolso es menos mujer?¿los hombres, según esto, no pueden apoyar de forma estúpida esta campaña, si se puede llamar así? Bueno mira, de esto último sí que me alegro. Para hacer una estupidez, mejor no hacer nada.

 Eso se llama comportamiento sexista, y es igual de asqueroso si se hace de hombre a mujer, que de mujer a hombre.

Y seguramente la mayoría, no tendrá ni puta idea, o le dará igual el cáncer de mama, o dirá que le importa para que yo quede mal pero en el fondo sabe que nunca ha movido un dedo, hasta que caiga un familiar y ella misma, que cuando es por beneficio cercano, corremos como el que más. 

Pero para ayudar a las víctimas desconocidas, ponemos de estado "Me gusta en". Seguid así, que las víctimas os lo agradecen y el mundo va mucho mejor.

 

Quizá no entiendas esto.

 Comprende esto...
...esto... 
...y esto. 

Quizá no entiendas el porqué de este tributo, no entenderás el porqué del malgasto de lo que podrían ser horas de sueño, pero son horas de mero disfrute, que quizás tu no comprendas.

Quizá no sepas lo que yo siento cuando las guitarras se alzan sobre los cielos grises de los tiempos de hoy, abriendo mis cielos y cerrándolos de nuevo, con los truenos y relámpagos de la batería, y la fuerza del viento que el bajo desata. Y todo esto comandado por una voz capaz de arrancar montañas o de destrozar almas, capaz de hacerte sentir el amo o la mayor mierda de este mundo.

Quizá me veas como un niño más que se cree viejo con mis ropas desgarradas, mis chaquetas de cuero y mis cuentos sobre el Heavy-Metal. Quizá para ti sea demasiado Heavy, quizá para ti sólo sea un chulo. Quizá tu no tengas ni puta idea de lo que corre por mis venas cuando el obús estalla, el barón despega y se forma el arcoiris en la oscuridad.

Quizás tu no sientas la música Rock como la siento yo, quizás pienses que hablo mucho pero digo poco, quizás creas que sólo soy un estereotipo más creado por la represión social. Pero quizá no tengas ni puta idea de lo que se siente en un concierto cuando te bañas por la sangre de los hermanos del Metal, que se derrama en el concierto en pos de crear, una noche de embrujo.

Quizás digas que esto es la edad, que esto no es más que una moda, que los Heavys somos una lacra.

Pero, ¿sabes qué? (y finalizo con esta frase que escuché por ahí)...


"Tal vez nunca lo comprendas, pero eso está bien, porque, a juzgar por los miles de metaleros que me rodean, estamos de puta madre sin ti."

Hay algo, que no va romperse.

Volvimos porque NUNCA nos fuimos. 

Puedes tener una novia, que te ame con locura, ¿cuánto durará? el amor es inestable, unos días sube, y otro baja.
  
Nadie te asegura que vaya a ser eterno, nadie te asegura que siempre vaya a estar ahí para ayudarte en todos los momentos.

Claro... que aún así, hasta el más precavido siempre tira al aire una moneda por aquella persona que ocupa sus noches.

Pero de esto, no es de lo que quiero hablar. Esto es algo más importante, el amor puede esperar, puede ocupar un segundo puesto, que lo que yo digo, necesita algo más que el nabo o el coño para que se entienda.



Los compañeros de tantas aventuras, los cautelosos vigilantes de mis risas, los ayudantes de los buenos momentos, los que han hecho que mis pulmones respiren una vez más, los que no te dejan en la estocada, o avanzamos todos, o la puta al río.

 
¿Qué mas dan los problemas que hayamos tenido? Todos tenemos errores, todos la liamos, todos hacemos daño sin querer, todos erramos porque somos humanos. Pero no todos piden perdón, no todos lo sienten, no todos te aprecian. Solo ustedes. Los que de siempre han hecho esto algo mejor. Con los que he compartido noches, días, tardes y mañanas.

Da igual si era la playa, o si era la montaña, nunca nos ha preocupado el límite de nuestras hazañas, sino el hecho de recordarlas como si fuera fruta fresca, como si nunca fuera pasada de fecha.
 
 













Y aunque ahora, muchos de nuestros caminos se dividen, nuestros corazones siempre estarán unidos, porque cada día vamos formando parte de nuestro pasado, vamos siendo testigos de momentos clave de la juventud, y vamos a tener muchos más días, vamos a tener muchos mas momentos, porque ahora es cuando la vida nos brinda las desgracias, para ponernos a prueba, para ver si tenemos los cojones de hacerte de este barco, un velero magnánime que surque el salvaje mar que es la vida, pero con los mejores marineros...

que son mis amigos.

No me tiembla el pulso al decir que os quiero a todos y a cada uno de ustedes, así que esta entrada, por mí... y por todos mis compañeros.


No hay secretos en sitios pequeños.

Mi ciudad

Cuando digo un sitio pequeño, me refiero a un grupo más o menos numeroso de gente que siempre suele andar por las mediaciones de algunos lugares ya comunes en sus rutas de reunión y encuentro. Y si a esto, le sumamos la edad mental decreciente o deficiente de los integrantes del grupo, nos da como resultado una bomba de relojería de anti-confidencialismo. 

Creo que ahora comprendo porqué los llamados "adultos" suelen reunirse en grupos muy pequeños, quizá sea cierto que es preferible CALIDAD a CANTIDAD. Son meras suposiciones que voy confeccionando a medida que voy creciendo y viendo como actúa el mundo joven, y no tan joven, que me rodea constantemente.


Así que ya sabes, , que lo estás leyendo. Todos saben cómo eres, todos conocen tus actos, tus malas acciones, tus no tan buenas acciones... todos saben a qué te dedicas, cómo piensas, qué eres capaz, y que no. Y cuando hay problemas, sabrán cuando los creaste tú, y cuando no, y que no te quepa duda, que en el fondo todos le darán la razón a la víctima injusta del dilema, sea él, sea aquella, o sea yo.


Así que mejor escápate. Haznos un favor, y de paso háztelo a ti mismo... o a ti misma. Coge carretera, échale kilómetros, desaparece de nuestra vista, de una vez por todas. Y cuando en la lejanía vivas, con otro grupo al que perjudicar, te darás cuenta que tendrás que escapar de nuevo, porque la mierda con la que te estás ahogando es la misma que ahora mismo sigues cagando.

¡Cuando los demonios se alcen!

[Baila mientras lees.]

El olor a la carne desnuda que emanan las pieles más lujuriosas son el atrayente de toda clase de buitres carroñeros que esperan las sobras que deje el cazador más feroz del salvaje mundo nocturno.

Me retuerzo en mis cenizas, naciendo como un nuevo Demonio formado de las ascuas del infierno más ardiente y dolido que ningún mortal jamás hubiérase imaginado. Alzo la mirada y sólo quedan llamas, más y más llamas. Pequeños senderos con bonitos paisajes se abren a medida que avanzo, pero no existen para mí, es la hora de que los Demonios vuelvan a renacer, no quedan pasajes agradables.

No quedan sentimientos, sólo quedan dientes clavándose en la piel, con la sangre de todos los placeres que tu mente jamás supo que existía. Hasta el día que se topó con los pies de aquél Demonio.Nunca supiste reconocerlo, no sabías que aquél Demonio era el triste humano de ayer. Había pactado con Satán, vendió su alma al más bajo de los precios, con los poderes del Diabólico ser, se coló hasta tu cama, pero tú no lo evitabas. Porque en el fondo, era lo que deseabas. Que los ardores de temeridades hicieran llorar desde la espalda hasta el culo.

El Demonio sabía que en el fondo, no sería poderoso para siempre, sabía que todo se acabaría, pero nunca quiso saber cuándo. Porque en el fondo, la debilidad humana afloraba en su corazón, aunque por sus venas corría la sangre como si un volcán fuese, y estaba deseoso de emanar.

Es la hora de despertar como Demonio, dadme la mano oh siervas de la noche, que hoy el cielo arderá, sea el que sea quien reproche.

Sería algo sencillo.

[Se clava.]

No ser como soy.

Bendita maldición que me hace sacar el jugo mas ilícito de mi ser para dejar caer como lágrimas del perfecto amanecer rociando las mas bonitas flores de tu lujoso jardín.

Realzar tu preciosidad es algo sin mérito, la gran atracción de tu alma sobre mí es el gran hecho que hace callar al canto más hermoso, y apaga a la estrella más potente. Yo sólo evoco a gritos escritos la gran verdad que mi corazón ve cuando mi piel entra en contacto con la tuya, con el dolor de saber que jamás será mía.

Seguiré siendo el guardián de tus secretos, y a la vez, el más asqueroso celoso del ser que ocupe tus horas muertas. Seguiré sonriendo cuando sonrías, seguiré llorando cuando llores, seguiré levantando tu mirada cuando tu la bajes sin motivos de alzar. 


Sería algo sencillo...



...¿olvidarte?...


... me voy al cielo de mi cama, quizá ahogándome con el mar de mis sábanas consiga alcanzar la ilusión de tu rostro frente al mío, pero cuando abro los ojos...


Tu no estás.


Y yo te necesito ahí...


... y te necesitaré. 

Pobres muñequitas lindas.

[Wasting Love]
Se os ve por las calles paseando con vuestro nuevo perro. Irá exactamente a donde queráis. No es mas que otro desesperado en vuestras manos. Seguramente juguéis con él, hasta que acabe destrozado. Pero él tiene cura. Encontrará una persona que sepa quererlo. Pero ustedes no encontraréis nunca a nadie. No tenéis cura, atraéis por fuera, nunca por dentro.

Y os engañáis.

Me dais pena por eso mismo. Pensáis que es el mundo el que va en vuestra contra, que el camino es el correcto, pero en lo más profundo de vuestros corazones, sabéis lo que tenéis y lo que tendréis. La cama llena de historias que contarle a nuevos miembros, pero el corazón vacío. Os acarician el cuerpo, pero no pasan de ahí, no llegáis a sentir una caricia más profunda, porque olvidasteis como sentir. Sus manos no son más que placebos que os sacian por las noches, pero cuando se van, os derrumbáis.

Lloráis por los rincones cuando no os ven. Sabéis el camino que estáis siguiendo, y sabéis como podéis acabar. Os duele ver como vuestras víctimas hacen de su vida algo mejor, porque ya no pierden su amor con ustedes. No hay caricias al vacío, no tocan cuerpos abruptos de mentes inertes.


Ahora viven en un mundo real, creado con lágrima, sudor y esfuerzo. 

¿Quién os queda?

Pobres, pobres muñequitas...

No hay margen de error.

[Me apetece hacer algo con esto]

Ha vuelto.

Nunca se fue. Ni cuando mis labios lo sacaron a empujones frente a tu mirada que me escrutaba sabiendo lo que quería decir. Sigue estando conmigo, lo respiro a mi lado, lo saboreo en mis horas muertas, me aconseja en mis momentos amargos. Me hace sentirme vivo, aunque medio cuerpo mío esté ya comido por los gusanos sarnosos de las viscerales heridas que me hizo una Ghouleh anterior. El tiempo hizo el resto, cicatrizó mis tendones desgarrados, para crear el ser que ante ti aún camina detrás tuya.

Huelo tu rastro. Me sigue pareciendo sabroso. Más que antes. Que corras, hace todo más divertido, aunque también es verdad, que las heridas hacen que cada tres pasos, uno de ellos, sea un calvario de dolor en mis entrañas. Voy clavándome los cristales del camino y me desangro más a medida avanzo. Tienes mi panacea y mi muerte en tus manos, a veces, las mejores decisiones son las que no se toman. O más que las mejores, las que más marcan.
Callando dices ya mucho. Yo callando no digo ni la mitad de lo que quiero, así que hablo, mediante dibujos en un blog, donde los monstruos se hacen más horripilantes, para igualarse a los humanos.

Mientras escupo sangre en mi recorrido, oigo campanas, ¿suenan por mí?¿suenan por ti?. Quién de los dos morirá, renaciendo en un nuevo ser, ¿quién?

Mi corazón pútrido palpita, y mi cerebro moribundo se pregunta: "From whom the Bell tolls?"

Sí, me gusta la ufología.

Y no soy un "friki descerebrado" por ello, lo soy, pero por otras cosas. Reconozco que creo en vida extraterrestre inteligente y superior a la nuestra. Reconozco que mis hipótesis más "alocadas" niegan la existencia de un Dios como un ser, más que como una raza.

No me falta un tornillo, no soy un peliculero. Soy sincero. Reconócelo, el universo es enorme, no somos ni un pelo del culo de dicho universo.¿Y nos creemos los amos? Típico fallo de la raza humana. Creerse los mejores del mundo, cuando somos la última mierda que cagó Cristo antes de irse al jodido cielo.

Si reconoces, que en el extenso universo, cabe la posibilidad de encontrar vida inteligente, reconocerás también, que es IMPOSIBLE, que la Tierra fuera el primer planeta con vida de TODO el universo. Entonces, es lógico, pensar que haya planetas que nos lleven MILLONES de años de ventaja. Eso significa mucha ventaja, la suficiente como para explicar las extrañas pinturas de los primeros homínidos, y posteriores civilizaciones.

Pero eso es una estupidez, es un cuento, es cosa de gente rara. Aunque en el fondo no es así, en el fondo es miedo. Estáis acojonados. El día que vais algo extraño, os inventaréis mil excusas, para no pensar que es ya innegable lo evidente. Existe vida extraterrestre, y vienen de visita. 

Pero es normal que tengáis miedo, es algo típico, el miedo a lo desconocido. 

Esto es algo que no hago, por que siempre se lo dejo a mi buen amigo José Kenji (principal aportador del blog "Archivo no Identificado"), pero por un día, haré una excepción.

Aquí tenéis un caso ocurrido en Conil.


Y aquí, otro en Cádiz. 


PD: Sabed que Cádiz es, junto con Gran Canaria, uno de los puntos álgidos de OVNIs en España.

Y a tí...¿como te gustan las mujeres?

[Un poco Lujurioso]
Hace poco, (no recuerdo ni dónde, ni quién, ni porqué... bueno, el porqué sí, sería por sacar tema, creo yo.) alguien me preguntó una de las preguntas más típicas jamás habidas y por haber.


Por que sí, esa pregunta es muy corriente, y demasiado típica ya para mi selecto gusto temático y cuestionil a la hora de lo que vendría a ser darle a la sin hueso, charlar, parlotear, conversar o platicar. A veces, sale sola, es un tema del que hablar para conocer más al ser que tengas enfrente.


Pero vamos a centrarnos en el caso más morboso y pueril, que es sin duda, cuando preguntas eso para saber qué tipo de cualidades físicas aprecia tu víctima para poder disfrutar de su carne rozándose con tus mas sucios deseos mientras el tiempo se para en pos de vuestro disfrute.

Es fantástico cuando resulta que el chico o la chica que tienes en frente tiene la poca imaginación de decir que le gustan todas, o curiosamente, que le gustan los chicos o las chicas como tú. Vaya hombre, ¡menuda coincidencia!.


Bueno, cada uno liga con quien quiere y como quiere... ¿o con quien puede y como puede?. Es cuestión de saber mirar. "No, esque a mí me ligan" No mira, no te hagas el/la fantasma conmigo, no soy otro de tus múltiples seguidores idiotizados que se tragan el hilo y el sedal de tu falsa "personalidad interesante". Cuando vas con la poya o con el coño por mente, te la acaban clavando por detrás sin que te des cuenta, pero el resto sí, y eso dice mucho de una persona en una sociedad que importan más las palabrarerías que refuten los hechos, a los hechos que aniquilen tanta palabrería.

Y ahora, (como siempre suelo hace a la hora de escribir sobre un tema) doy mi punto de vista respecto a la pregunta que aparece ahí arriba, también conocido como "Título".


Cuando alguien me dice a mí "¿Cómo te gustan las mujeres?". Vamos a ver. Digamos que no tengo ninguna preferencia muy acentuada. Puede gustarme hasta el punto de hacer que me corra nada más verla(sobra decir que estoy exagerando...) una morena bajita, como una rubia delgada. 

Pero claro, si por gustar, estamos llegando a algo más profundo... bueno, lo primero, es que yo no saldría con alguien que a la hora de hablar, sea una inepta. A mí me encanta hablar de política, de filosofía, de sociología, de religión, de ufología... de mil cosas. Si tu ámbito de palique no abarca más allá de los cotilleos de la TV, y cuando te digo cualquier chusta sobre un pensamiento profundo e intrínseco tu respuesta es "Yo que jé" o "Illo no me ralle"...
Amiga mía, "te puede í ar caraho" porque conmigo "te vá a comé un mohonaso". 
No soporto la mala ortografía. Porfabor, hescrive vien. Musicalmente hablando, me la suda, mientras no me obligues a escuchar tus mierdas (si es que escuchas mierdas)... yo seré feliz.


Para acabar, seré sincero completamente. Tengo lo que yo llamaría, mis dos perdiciones eróticas. Las "neo-hippies" (esa extraña mezcla de niñas que quieren llegar a ser hippies con las rastitas y los piercings, pero ni lo son ni lo serán), sí, me encantan. Esa chica así medio morenita de piel, con su melena rizada larga, su piercing en la nariz y en el ombligo, su collar en el tobillo...


Y las "oscurillas" (las heavys y góticas ante todo). Esa señorita voluptuosa (con sus curvas y su buen par de pechonalidades), con una melena roja oscura larga, blanca de piel, con tatuajes y piercings y las botas puestas, por favor. 


Esas son mis dos espinitas aún clavadas. Y si encima resulta que conozco al menos a una así, y que encima es inteligente... me habré enamorado perdidamente.

Y creo que aún no...

-Sin título merecido-

De ver a la Luna vengo...

Pero me asomé a la ventana la miré y le dije: "Hasta la poya estoy ya de tí". Por que me asomé a la ventana, y sabía lo que iba a ver. Por que me asomo a la calle y ya sé la mierda que me rodea, con los valores deshumanos que tenemos y con los gobernantes de mierda que se apoderan de nuestro destino. Lo sé muy bien, y me asqueo de verlo día tras día.

También conozco perfectamente qué es lo que tengo dentro de mí, me miro todos los días, sé la mierda que me rellena por dónde me sale y por dónde me entra.

Entonces, ¿qué gracia le queda?. Si es que estoy ya aburrido de estar así. Aquí no quiero estar más, quiero novedad, acción, quiero un cambio, coño... ¡quiero vivir!.
Irme a un concierto, vivir la vida en algún momento, sentirme querido al fin como se debe de una vez, sin el miedo a "qué pasará". 

Quiero mirar a mi ventana y esbozar una sonrisa, no tener que dar puñetazos de rabia contra los alféizares sin saber muy bien por qué. Quiero poder pasar de todo y vivir la vida alegremente, pero no soy un dibujo animado, sino un humano cualquiera. Quiero pegarme un tiro, por tener alguna novedad. O emborracharme yo sólo por las calles, y dormir en algún portal, una vida de mierda. Pero a ti que te importa, nada.

Quizás me quito la melena esta de mierda y me pongo una cresta, para así al menos ver una cara distinta cuando me levante por las mañanas, que esta ya me cansa. Días de odio a mí mismo. De decir: "Vaya puta mierda de mundo". Enserio, qué asco. Qué aburrido, qué monótono, qué mierda, qué visto lo tengo ya. Joder. Puta madre. Mierda en vinagre. Los muertos de la puta madre de Cristo y de todos los santos juntos, uno tras otros, con sus putos espíritus.

¡Uf! Qué ganas de liarme a botellazos. Qué ganas de chillar algún insulto a alguien enserio, y mira que tengo para elegir. Gordo de mierda, capullo, jódete, zorrón, simple, creído...


Beber como un cosaco, fumar como un carretero, o explotar. Pero como explote me cagaré en el mundo entero. SÍ, CAPULLOS DE LA POYA, EN EL MUNDO ENTERO.






Era de esperar.

Que la ilusión creada con el tiempo se esfumara con la verdad, era de esperar.



Y despertar del sueño precioso que me brindó la fantasía, y chocarme contra el suelo duro de la realidad. Demostrándome que los cuentos sólo ocurren en la poesía, no es hora de comer perdices, no es tiempo para comer felices. 


Es tiempo para retorcerme en mis entrañas, deseando ser la mosca, y que tú seas mi araña. Aunque desde luego, ya caí en tus redes, no peleo por escaparme, no sé que sería mejor. Si volar sin rumbo alguno, o perderme en tu temor.

Ahora tus manos están más lejos, ya no logro distinguirlas de la fría oscuridad, que sobre mi alma se aproxima, y sin nada me dejará. Mejor sea así.
Precintando el interior y descuidando el exterior. Ya no habrá mas días "guapos", ni expresiones de pasión.


Todos los días serán grises, y siempre, veré el mismo nubarrón.




Era de esperar que me dijeras que no.
Era de esperar que yo te dijera, que no me pasaba nada.
Era de esperar que acabara apretando los dientes.
Era de esperar que esto acabara como siempre.



Flequillos, orejas de gato y carteles de "regalo abrazos"

Hoy, acaba el Salón del Manga de Cádiz. Tras su apertura el Viernes, miles de jóvenes con flequillos, trajes extravagantes, disfraces, o con ganas de ligar con lo primero que se les cruce, han invadido el colegio San Felipe Neri(el cual podrían dinamitar un día de un Kamehameha, gracias.) para divertirse, cada cual, a su modo.

-Unos, luciendo sus trajecitos y dando así gala de una superficialidad mayor que su continua degeneración mental. 

-Otros, preferían colgarse unos carteles ofreciendo cualquier tipo de contacto humano, mostrando su nivel de sociabilidad. El de un papel pintado. Aunque es gracioso que casi siempre consiguen algo, eso demuestra el criterio de los presentes a la hora de intercambiar algo tan personal como flujos bucales(o a saber de qué coño)... ninguno.


-Luego, lo que en el mundillo nipón se denominan "cosplayers", gente disfrazada de personajes múltiples que deberían de tener algo que ver con lo que sería el mundo del lejano oriente, pero que últimamente tiene que ver con el nivel de carajotismo que tenga el sujeto en cuestión.


-Los canis. Sí, los canis. Esa tribu urbana, pero no metafóricamente hablando sino literalmente. Van supongamos a hacer el chiste, porque creerán que todos los presentes del Salón, son unos flipadillos con espadas de mentira que intentarían matarlos con la mente. Que la gran mayoría es así, pero no todos, y no todos, puede significar unas 50-100 personas. Suficientes para callar la bocaza a los cuatro angangillos anormales sin nada mejor que hacer en su vida que ir a un Salón a molestar. Pues me cago en vuestros putos muertos desde el primero, hasta el último.


-Gamers. Muestran su potencial videojueguil, su poca vida social, y por regla general, su gran panza, o en su defecto, su hedor a líquido sobacal.


-Gente normal. Van a pasar un buen rato con los colegas. Están una hora en el salón, se sienten en un zoológico (con tanto primate, ballenato, y sobre todo, ZORRAS.)




Lo que yo llamo un examen crítico del salón, sin duda. No ha estado mal, ni bien, ha estado... como siempre. Aunque deberían agradecer ciertas cosas al "Día Friki", quien quiera recoger, que recoja.


Apartado esto, yo... bueno. No ha sido un salón espectacular, pero le haber estado con los amigos, ver a aquellas personas que echabas de menos y echar unas risas... hacen que merezca la pena ir. Aunque claro, siempre están los típicos que desearías no haber visto, pero como uno es como es... los tres o cuatro anormales, atrasados, zorrones, absurdos, calzonazos, embusteros, zoofílicos, y demás problemas mentales, se les niega la mirada, deseas que sus padres hubieran usado condón, y a reírse.




PD: Time out.

De dinosaurios.

Dejando un poco atrás, los sentimentalismo y las malas pasiones, volví mi mente hacia el lado más agresivo y "Spider" que tengo, era hora de criticar algo, pero... ¿el qué?.

Hablando un poco con mi padre, y escuchando sus homófobas e antiguas ideas, (en su defensa diré que no todas), tocó dos temas que en España se tratan como si fueran la peste, demostrando una vez más, un abanico inmenso de gilipolleces, cada una más chocante que la anterior.

Estos temas son, la inmigración y la homosexualidad.

Es increíble la de cristianos que hay en España que aseguran tener las almas más puras y limpias de este mundo y del siguiente, y que luego, se escandalizan cuando un homosexual reclama su sitio en el Reino de Dios. En la Biblia pone: "Que se fastidien los homosexuales, porque de ellos será el Reino de Lesbianas y Maricones."... Obviamente, no pone nada de eso, pero da la impresión de que más de uno lo ha debido de leer así, o simplemente, nunca se dignó en leer un gran libro de Ciencia-Ficción como puede ser la Biblia.

¡Padres y madres del mundo que crucifican sus hijos por ese motivo!. Ni son cristianos ni quieren a sus hijos. Si cuando ves a un gay sólo dices "Mancha de maricones..." Lamento decirte que tus horas de estudio vacío y tus años de experiencia han hecho que te consolides como un auténtico mono subnormal. Métete tu sucio bigote por dónde te quepa. Trágate tus ideas retrogradas, deja vivir a la gente, Franco se murió, y Lorca fue el último en soportar la represión. Ahora, que vivimos en un país democrático, ¿vaís a quejaros porque dos hombres se besen, adopten un hijo o se quieran casar bajo la mirada de Dios?




Pero lo peor, sin duda, el temita de la inmigración. Cómo me toca los huevos. "Los inmigrantes no pagan impuestos" MEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEC! fallo, error, te equivocas retrógrado sin cerebro que te dejas llevar por lo que dice tu amigo, tu padre, tu madre, o tu abuelo. 


"Según el Informe semestral sobre la economía española y el contexto internacional, elaborado por Caixa Catalunya, el crecimiento económico de España entre 1995 y 2005 habría sido ‘modesto’ en comparación con el 2,6% anual que alcanzó sin el aumento que tuvo en la inmigración."

Y no es todo:



"Los inmigrantes pagan impuestos porque el sistema fiscal ha incrementado los impuestos indirectos que provienen del consumo diario."
                                                              Fuente:http://www.inmigracionyvisas.com/a704_valen_nocuestan.html


Y otra vez, esas imágenes de inmigrantes en pésimas condiciones llegando desde lo que es el infierno, a este infierno, preferible a toda costa. Y aún quedan valiente sin estudios ni formación, ni dos cojones para buscarse un trabajo, alegando que sino tienen uno, es sin duda por culpa de los inmigrantes. Me sé una palabra que rima, y que encaja con estos energúmenos patriotas, DENIGRANTES.

Todos los gitanos son unos vándalos, los rumanos unos mafiosos, y los moros unos chorizos, todos fuera de este país de santurrones, donde no hay maridos que matan a sus mujeres por no tener dos dedos frente, donde no hay corrupción, donde no se queman los bosques para meter más hoteles, donde los políticos no se forran, donde los violadores salen a las diez años por buena conducta(jódete lorito..) y dónde la Iglesia tapa los casos de violación por parte de sus mas fieles curas. Se me olvidaba que los queremos expulsar para no mancharnos con sus actos poco legales, nosotros, los mejores de Europa.

Espero que capten la indirecta los cenutrios que encajan con esto que digo.

Tontos los hay en todos los lados, pero nadie necesita que le estén metiendo caña por su sexualidad o por su raza, ese chusmerío de vejestorios, de homófobos o de Dinosaurios.

 

Hoy no es un día.

[Canción de hoy]
Hoy no me apetece asomarme a la ventana y criticar la mierda que me rodea, hoy no quiero meterme en temas tristes pero reales, que hagan llorar de miedo al más escéptico.

Por hoy no. Hoy miro a la ventana y sólo veo un rostro. Entonces miro hacia abajo, hacia los coches, como pasan uno tras otro... pero en realidad, sólo pasa uno. Ver como el sol va siendo ahogado en un mar inmenso, en una preciosa comunión que envidio con locura. No sé si hoy la sociedad me esquiva, o yo la esquivo a ella, pero por más que miro al espejo, sigo sin ver a un humano. 


Y eso me llena de felicidad.


Me hace falta afeitarme. Pero, para qué, mi apariencia física ya no es de importancia, casi nunca lo fue, ahora no va a ser una excepción. No tengo ganas de peinarme. Me ducho porque empiezo a oler a persona. La música invade mi mente, con las falsas imágenes de esos besos que nunca me dará, en lugares donde nunca conoceré.


Una situación mentirosa, para una mente ingenua. Una alegría de mentira, para un amor de verdad. Qué ironía, ¿no crees?

Hoy no es el día, por hoy basta de pensar. Aunque por mucho que lo intente no consigo evitar...

¿Y si caigo al vacío, tú, me recogerás?

¿Esfuerzos en vano?

[Ambientación, Heavy, pero bonita.]

Las dudas que inundan mi mente hacen que mi almohada se preocupe de mí por las noches, que ya no le cuento esas historias de caballeros, dragones y burdeles.

Ahora sólo me callo y me pierdo en el gris de mi pared cuando la luz se va de la habitación, y yo con ella. Me transformo en mueble, libro o pelusa, que corretea por el suelo como un niño en el recreo. 


Pero ni por esas, consigo levantar la imagen. Estás ahí. Es un hecho, no un elogio. No miento cuando digo que ahora mismo, eres tú la persona que quiero que me suelte un "te quiero" al oído como el que nunca se atrevió a volver a decir, por miedo a abrir la boca, y dejar a la vista el corazón.


Pero yo he visto ese corazón, y a través de la boca me encantaría lanzarle un beso, y susurrarle, las verdades que me sé, y las buenas que para él tengo. Cómo que puede volver a palpitar, puede volver a sonreír, porque aquí, dentro de mi pecho, encontrará un nuevo compañero.


No prometo la Luna, porque no soy capaz ni de ofrecer mi dedo. Pero intento demostrar, a mi método al menos, algo que se siente dentro... cómo un huracán de caricias en el interior, que hacen que te duermas sin sentido, que sonrías sin tú quererlo... eso que algunos llaman "que te quiero pero nose cómo decirtelo".

Podría ser que todo esto no sirviera para nada. Podría ser. 


Y tengo la mala impresión...






de que así va a ser.

Busca dentro de tí.

[Oir mientras se lee]

Frente a la ventana, observando la más que profunda noche, y mordiéndome el alma pienso, es más, siento, como el renacer de mi alma, está creando en mí un auténtico tifón.

Quiero cambiar, que nunca sea un "para siempre", que nunca quede un "ojalá". No arrepentirte de tus deseos, no arrepentirte de encontrar puertas en las paredes. Pues a veces, las puertas mejor cerradas, son las que nunca se volverán abrir, dos veces.

Entendiendo lo entendible, y sintiendo lo real. El miedo queda fuera, y la tristeza queda atrás. Pero cuando uno decide afrontar la verdad, aferrándose a ella como si fuese su única salvación de no caer en el abismo de la nueva era, se da cuenta, que la verdad, nunca espera beneficios, ni pérdidas. La verdad es verdad entera, con sus alegrías y sus pegas.

¿Qué verdad me espera a mí?

La misma que al río que nace en lo más alto para morir en lo más bajo. Como roca rodando por los sedimentos de la vida, donde queda en el fondo lo que nadie nunca, se podrá llevar, y donde aquellas que se dejan llevar, no harán otra cosa, que morir antes que llorar.

Yo lucho contra la marea, pero prefiero unirme a ti, creemos juntos un sedimento, que nos mantenga en espera. Creemos juntos un sentimiento, que nos marque de mala manera.


Y así morir en el alba, con la luna marinera, tu rosa en el ambiente, y en el suelo mi madera.

Quizá ya no haya ninguna cura.

[Música de ambiente]
Siempre me encantó decir la de jugarretas que la vida me había jugado, para demostrar de un modo infantil, lo "maduro" que soy, que fui o que seré.
Siempre me consideré un tipo totalmente alejado de las urticantes heridas de los malos momentos, alguien que con el mero hecho de haber pasado lo pasado, y seguir vivo, mirando hacia delante; le es suficiente cómo para creerse alguien.

Pero llegó la hora de rendirle cuentas al pasado. De pensar qué me ha pasado, y qué me pasará. De dejarlo atrás, de echarlo a un lado. Así nunca podré confiar, pensar, querer y amar... de nuevo. Así tendré miedo a una mano desconocida que me brinda de su copa que es la vida, un trago de esperanza. Y entonces la esperanza se convertirá en traición, y caerán sobre mí las duras losas de agonía pura.

No me quedan ganas ni apenas de pensar, prefiero vivir y dejar que todo se mueva a su ritmo, que es el apropiado.

No sé si preferiría estar contigo o sin ti.

Quizá el temor al dolor, me aleje de tu cintura...

Quizá...

Quizá ya no haya ninguna cura.

Los caminos que se dividen.

Es ley de vida, más tarde o más temprano pasa. Ese amigo, esa amiga, ese novio, o esa novia, más tarde o más temprano se irá. Y no porque él lo desee, sino porque él así lo quiera.

Es hora de crecer, de elegir tu camino. Llegamos a la etapa en la que perderemos de vista a muchos, unos hacia Granada, otros hacia Sevilla, algunos hacia Córdoba, y quizá mucho más lejos. Esto sólo es el principio, luego vendrán más divisiones, más pérdidas o quizá mas ganancias. Sólo el tiempo lo dirá.

Esto sólo es la punta del iceberg, a medida que crecemos, sabemos que más nos alejamos de lo que fuimos y más nos cuesta saber lo que seremos. Esas cervezas con los amigos, quizás ya nunca se repitan, esos roces y cariños, quizá no nos sepan nunca igual, esas risas y despreocupaciones, pronto, se esfumarán.

Entraremos en el mundo del olvido, de la depresión, del arduo trabajar. De sacar adelante un hijo, o de al menos intentarlo sacar. De comer carne de oferta, de mirar el precio al comprar. De mirar aquellas fotos vuestras, de echarte de nuevo a llorar. Entonces querrás volver, al mundo del que partiste, donde ganar un beso era una salvación, y perder a un amigo, lo más triste.


Así que aprovechad el tiempo que os queda, nunca crezcáis de sobremanera, cada cosa en su lugar, y cada amigo en la memoria. Que lo que ahora conozcáis, nunca os haga olvidar, que un día tuvisteis aquí, una familia, unos amigos... y un hogar.



Dedicado a tod@s aquell@s que pronto partirán en pos de su futuro. Les deseo la mejor de las suertes, y una gran memoria, para nunca se olvide el camino de cómo venirme a visitar.