Bienvenid@s.

Este es mi blog, un pequeño sitio donde vengo de cuando en cuando a soltar ideas en forma de entradas. Siéntete libre de curiosear lo que quieras, como también de comentar lo que te apetezca. Encontrarás un gazpacho fresquito -o no- de temas. Espero que disfrutes y gracias por dedicarme algo tu tiempo.

Diego.

Nueva etapa: Rompiendo moldes.

Desde hace ya algún tiempo, vengo aquí a mirar cómo el paso del tiempo ha provocado estragos. Sin duda este blog nació por una causa muy clara, y no era otra que como vía de escape ante cualquier cosa que me agobiase demasiado.
No me avergüenzo de nada de lo aquí publicado, pues no era más que otra etapa de las muchas que aún me quedan por afrontar. 

Y puede que esto sea otra.

Tras 6 años, este blog necesita un soplo de aire fresco y yo necesito un orden dentro de mi cabeza a la hora de ir soltando ideas y opiniones. Por lo que a partir de este momento, voy a enfocar el blog de una forma diferente. No sabría bien si hacia una dirección mas madura o adulta, pero en definitiva era algo que como ya he dicho, tenía en mente al ver cómo la cosa no terminaba de cuajar.

No me entendáis mal, en ningún momento he tenido la intención de que este fuera un lugar de agrado para todos, un imán de masas. Pero hay cosas que hasta hoy no he hecho, y aún no sé muy bien el por qué. Si a fin de cuentas en este lugar yo soy mi único jefe y no tengo que pedirle permiso a nadie para subir nada. Salvo al gobierno, que con eso de la Ley Mordaza cualquiera sabe... 

No me enredo más, que al final siempre me pasa igual. Iré directamente al grano con una sencilla lista, de algunos de los cambios que, repito, empiezan a fraguarse desde YA:

-Los títulos no buscarán ser elocuentes ni pedantes. Si subo un artículo de opinión sobre un videojuego, una canción, un personaje, una promoción de lucha libre o sobre una remolcadora se verá titulado así. Ej: Wrestling - Opinión: Retiro de Daniel Bryan. Así, con sólo leer el título, el lector ya podrá decidir si el tema le interesa o no.

-No habrá un horario predeterminado de subir entradas al blog, pero sí de hacerlas públicas. Tiene un sentido, y ahora lo explicaré. El horario estará dentro de los términos de la lógica en lo que a alcance de lectores se refiere.

-Esto se debe a que intentaré que en la caja de comentarios la gente pueda escribir lo que se le antoje sin necesidad de tener nabocientos mil notificaciones en el FB. Eso, y que me encantaría que este blog tuviese actividad más allá de subir entradas.


Creo que esto es todo, miento, esto no es todo. Esto acaba de empezar, así que...a saber por dónde salen los tiros.

Un saludo,

Diego.