Bienvenid@s.

Este es mi blog, un pequeño sitio donde vengo de cuando en cuando a soltar ideas en forma de entradas. Siéntete libre de curiosear lo que quieras, como también de comentar lo que te apetezca. Encontrarás un gazpacho fresquito -o no- de temas. Espero que disfrutes y gracias por dedicarme algo tu tiempo.

Diego.

Vuelvo a lo de siempre.

No entiendo a qué se está jugando cuando leo por ahí estupideces sobre anticlericalismo. A mi juicio personal la religión es algo que debería desaparecer, pero no por ello me dedico a quemar iglesias o a soltar improperios contra sus seguidores. Suficiente tienen ellos con lo suyo como para yo estar encima.

Pero lo que nunca podré hacer, será maldecir al cristianismo por mover dinero, por no gastarlo en los pobres. Cuando por ejemplo en Cádiz el único comedor social (Valvanuz) lo lleva la Iglesia. La residencia de ancianos, también. Llevan una residencia de ancianos, el hospital de mujeres... en fin, que realizan muchas mas ayudas sociales que todos los que ahora critican y señalan a un señor, que tras haber hecho voto de pobreza, pues se ve bañado con unas riquezas que tienen una carga histórica enorme, y es dueño de un patrimonio artístico de un gran valor económico y cultural.

En cambio, nadie se queja ante una nación burda e hipócrita que es de las mayores exportadoras de armamento. Una de las mayores cooperantes con la extinción de algunas clases de tiburones. 

Yo veo lo siguiente: Los preparativos para el Papa cuestan 50 millones, los cuales se podrían invertir en paliar el hambre. Pero yo voy a seguir gastándome el dinero en ese vestido que me sienta tan genial, ese nuevo PC con una potencia gráfica del copón, o en esas botellitas de whisky que tanto me gustan. Eso, se llama ser un cínico. Y si el Papa resulta ser un falso, porque no respeta el voto de pobreza -cosa que yo no sé a ciencia cierta, pero parece que muchos sí que saben, aunque no aporten ningún dato...- pues tú, que no mueves ni un dedo en favor de los mas pobres, sean de donde sean y que encimas acusas de avaricia y usura, pues eres en efecto, otro jodido falso.

Así que cierren ya esos picos de rebeldes sin causa, vamos a informarnos y sobre todo a respetarnos. Por que luego decimos que la Iglesia no respeta, pero yo estoy viendo unas frasecitas, que son para llevarse las manos a la cabeza.

Visita Papal

Definitivamente se ha instaurado la moda de ir contra la iglesia. Ahora somos todos anticlericales, pues el que no, debe de ser alguna especie de monstruo cavernario.

Ahora llega el escabroso tema de la visita del Papa a España, y parece que algunos españoles están preocupados en los 50 millones de euros que costarán los preparativos de la visita del pontífice. Para nada les preocupa reconocer que este dineral es una inversión para obtener aproximadamente unos ingresos que doblen los gastos. Dinero que irá parar a hoteles, pequeños comercios y en fin, a mejorar la economía nacional, que buena falta nos hace.

Salta la polémica por la ecuación de iglesia + dinero, acusándola de poco social y de una austeridad cuestionable. Yo no pienso criticarla ni atacarla en este ámbito al menos, pues no soy la persona más indicada. Ni lo sean los muchos que la atacan con excusas sobrias sobre el uso adecuado de ese gasto para solventar la pobreza. Realmente conseguiríamos el mismo resultado si vendiéramos nuestras televisiones, móviles, mp3 y demás artilugios, pero nadie lo hace. En cambio somos tan prepotentes de acusar de insolidarios. A mí no me hace falta que ninguna presencia religiosa sea humilde para ser lo yo, mucho criticar pero luego actuáis bajo sus actos y voluntades, aunque sea de forma indirecta.

Y por cierto, la iglesia cumple con una función social, que muchas ONGs no terminan de completar, pues son las primeras que se acaban lucrando. No seamos tan cerrados de mente ni mucho menos hipócritas. La visita del Papa va a dar dinero aunque tenga sus cosas malas, más mierda dan la barbacoas del carranza y el carnaval -en una relación calidad-precio- y nadie las critica ni organiza manifestaciones. 

¿Alguien dijo hipocresía?

Sueños.

Hoy he tenido uno de esos sueños que son auténticos sufrimientos. No lo he pasado nada bien, pues de nuevo pero ahora de forma totalmente subsconsciente, aquellos ojos azules vuelven a clavarse en lo mas profundo de mi ser.

Cuando pensé que estaba en el camino correcto, aparece este sueño para darme de bruces con una realidad que podría hacerme muchísimo daño. Ahora me veo frágil, tengo un poco de miedo, pues mi pesadilla podría volverse realidad, y con ella el dolor que esta conlleva.

Echo de menos verte, aunque sea de pasada andando por los pasillos, aunque me mires con indiferencia, pensando en mi constancia que pasa a ser molestia. Eso es mejor que no verte, es mejor que tener que soñarte para al menos recordar a que sabe tu presencia.

¿Qué es de ti? Merezco la oportunidad de saberlo, aunque tu, dueña de todo, puedes ordenar mis movimientos que con dos palabras y tres caricias posiblemente mi alma -y yo con ella- caiga al suelo.

Malditos sueños.

Carlos Parra Castillo y la "Vergüenza Torera"

Carlos Parra Castillo. Posiblemente nadie sepa quién es, y ni siquiera le suene su nombre. Pero este hombre, es ya para mi otro motivo más para limpiarme el culo con las palabras de todos y cada uno de los programuchos del corazón -ojo al dato, ya nadie los llama con el elogio de "prensa rosa", por algo será- y por supuesto y con mucho más énfasis, me limpio también el culo con las palabras en defensa de estos programas de cualquier seguidor o seguidora.

Es más, estos últimos son el problema de este cáncer que nos mata día tras día al resto de españoles cultos y con criterio. Estos últimos son los que retroalimentan día tras día la idiosincrasia mundial de la maruja de barrio que cotillea y miente por el gusto de hundir a quien se antoje. 

No es más tonto el que hace tonterías, sino el que se las ríe.

Ortega Cano. Seguro que a este sí que lo conocéis. O por lo menos, os suena el nombre. Ortega Cano no es más que un simple torero envalentonado por sus actos -crueles y cavernícolas- que ahora tras haber cometido asesinato, goza de su estátus y parece que está siendo perdonado por el pueblo. Dime con quien andas y te diré quien eres. Desprecio hacia el torero y más deprecio aún si cabe hacia sus seguidores. Pues este energúmeno, tras haber bebido de sobremanera y según datos policiales, triplicar el nivel de alcoholemia permitido, no hizo una gilipollez mayor que coger el coche. Resultado: Una persona muere en el acto y otra resulta herida leve. El acaba herido grave, por suerte, ha sobrevivido. 

Pues Carlos Parra Castillo es la víctima de este mamón cornudo, que ahora, apoyado por sus incondicionales becerros, parece estar saliendo de rositas. Pues habrá comprado jueces, habrá comprado a la familia del fallecido y habrá comprado a todo aquel que hubiera sido una amenaza, para su impoluta imagen de asesino de animales, que ahora parece que ha ascendido al nivel de homicida.

Triste una muerte en carretera, pero más triste es que los programas del corazón ni siquiera mencionen a Carlos Parra una décima parte de las veces que hablan de Ortega, de su desliz y de lo buenísima persona que es.

Pregunten a la madre del fallecido.

Feliz aniversario.

Un poco de Rainbow para celebrarlo.

Has estado en los mejores y en los peores momentos de este año de vida que cumpliste hace cuatro escasos días, como el que dice. 

Miro entradas, vuelvo la vista atrás y me emociono, pues lo que empezó siendo algo supérfluo y sin ninguna esperanza de futuro, es hoy, uno de mis mejores proyectos. Criticado a la par que alabado, pero en boca de muchos pese a todo. Y estoy contento porque he estado haciendo lo que he querido en todo momento, de un modo peor o mejor, pero lo que quería. Y eso, me hace sentirme ahora libre, pues qué ataduras tiene un hombre que no duda en decir lo que piensa. No siempre he tenido la respuesta esperada, pues cada cual entiende todo a su manera...

Pero desde aqui, agradecerle a todos aquellos que han puesto empeño en mostrarme comentario tras comentario que lo que hago es una auténtica hez de caballo pues gracias a ellos, intento día tras día mejorar y superarme, para así a su vez, conseguir agradecer a todos aquellos que desde un principio me apoyaron, tantos elogios.

"No tienes ni idea de lo que escribes" y "Sabes ver mas allá de las personas". Una de cal y una de arena, enemigos y amigos se reúnen en un punto en común, que tiene brazos abiertos para unos y puños cerrados para otros. Donde a veces las verdades duelen y otras, las ignorancias me -y nos- produce la risa.

Ha sido un placer compartir este año tan fructífero, miro las visitas y redondeando por lo alto, tengo unas diez mil. Voy a seguir, ahora es cuando no puedo -ni debo- parar.

Crecer.

Esta entrada quiero dedicársela a un buen amigo mío. No voy a dar nombre, no es mi intención darles carnaza a los subnormales de siempre, que muerdan el culo a sus progenitores.

Bien, volviendo al tema original. El caso, es que este querido amigo, es un chico tremendamente perfeccionista y exigente, y la verdad es que me asusta. Porque ni soy un adulto ni soy perfecto. Soy un niñato estúpido con ciertos momentos de lucidez que hacen creer que tienes delante a alguien, que realmente no es como tú piensas. Realmente, me asusta mucho porque creo que el día que se dé cuenta, cortará la mitad de forma rápida y efectiva, atacando al problema en la raíz.

Pero no voy a bajar los brazos. El sabe perfectamente, que si es exigente yo en contraposición soy sincero, y voy a decir algo que -se comprenda o no- es lo que pienso.

No quiero crecer.

En efecto, no quiero ser adulto. Veo día tras día lo que ese mundo es, lo que esa definición implica. No me gusta los valores que se defienden, ni los modos en los que se vive. No quiero ser así. Me dan igual mis excesos ahora o mis fallos, si sé que en un futuro la cosa no cambiará, todos creemos que sí, que entramos en un mundo donde se respeta y se tolera, pues irónicamente son los valores que esos adultos una vez, nos inculcaron.

¿Pero qué cojones?... Se desmienten, se desechan. No hay respeto, no hay entendimiento... se pisa a tu rival para sacar más dinero. Creceré, pero no seré un adulto. Seré Diego. Por, y para siempre. Quemar la capa de ozono, empobrecer regiones, deforestar campos, explotar personas... ¿es eso lo que queremos ser? Yo no. Me niego a ser adulto.

Pero acabaré siéndolo. El tiempo me consumirá, y la verdad me dará de golpes hasta que entre en -su- razón. Qué triste es todo, y no podemos hacer nada. Directos al matadero, como si fuéramos corderos.
Seguiremos estudiando y trabajando, veremos de qué nos sirve, veremos cómo acabamos, veremos cuando nuestro cuerpo sea ceniza, quién nos recordará... quien nos echará de menos, que habremos hecho con nuestra insignificante vida.

Crecer, que término tan complejo...