Bienvenid@s.

Este es mi blog, un pequeño sitio donde vengo de cuando en cuando a soltar ideas en forma de entradas. Siéntete libre de curiosear lo que quieras, como también de comentar lo que te apetezca. Encontrarás un gazpacho fresquito -o no- de temas. Espero que disfrutes y gracias por dedicarme algo tu tiempo.

Diego.

Breve, claro y conciso.

Qué triste me resulta el devenir de mi entorno, pero más triste se me antoja mi propia adaptación. Ojalá no tenga que volver a cambiar, y que al fin todo logre llevar su curso lento, pero seguro. Sin prisas, ni palabras vacías que flotan en la inmensidad de la memoria, en una esquina junto al protagonista de este cuento.

Pero es tiempo de aprecio. De amor. Hacia uno mismo. Hacia sus victorias y derrotas.
Hacia lo perdido, y más importante, hacia lo ganado.
Quizás el muro de mis lamentaciones esté lleno de despropósitos, pero mi muro de logros está aún por terminar. Aun no se ha acabado el cuento.


Por suerte, el protagonista, aún os puede ofrecer más. Y entonces, ofreceros a todos,
un digno final. Un final sin cuentos, un final


           De verdad.



  The Dragonborn comes~

Cuestión de herencia.

 Antes que nada, me gustaría agradecer a todo el equipo de Cuarto Milenio, el esfuerzo de darnos a conocer -a las mentes inquietas y pensantes que ven dicho programa- semejante acontecimiento. Sin duda es un acto noble, en contra de los abusos medioambientales y de paso, un duro golpe contra la censura en los medios, cada día mas común por desgracia.

 La gran mayoría de personas que acuden a visitar y/o leer mi blog, suelen ser jóvenes que rondan la veintena de años, pero pese a todo, de la "herencia" sobre la que hoy voy a escribir, les concierne más a ellos que a sus propios -y que a mis propios- progenitores incluso.

Todos conocemos los múltiples métodos que tiene el ser humano de sodomizar a la pobre Gaia día tras día, pero...¿esque acaso a estas ya no alturas, sino yendo ya por estos altos niveles de contaminación, existen métodos de destrucción y/o contaminación que no sepamos, o que nos oculten? Pues parece que sí. Podría hablar del grave caso de los polos terrestres y el terrible impacto que están ocasionando en la fauna y flora que por allí sobrevive. Podría hablar de la ingente cantidad de gases que día tras día emanamos hacía nuestra propia atmósfera (el símil mas parejo que se me ocurre, es sin duda el de cagar hacia arriba). Podría hablar de los múltiples "accidentes técnicos irremediables" que han sufrido algunas plantas petrolíferas en mitad de océanos, con daños biológicos incalculables. Podría seguir, pero no me apetece destrozar de un puñetazo mi escritorio, el cual por cierto... será de madera.

Este "nuevo" método, y digo nuevo porque en nuestro país parece que efectivamente así es, pero en cambio en otros países es ya más conocido y incluso en algunos como por ejemplo Francia, ha sido ya prohibido. Estoy hablando del término: Fraking.
Según la página web oficial de Green Peace, entendemos lo siguiente cuando hablamos de Fraking:
La técnica para extraer gas natural de yacimientos no convencionales se denomina fracking. Se trata de explotar el gas acumulado en los poros y fisuras de ciertas rocas sedimentarias [...] cuya poca permeabilidad impide la migración del metano a grandes bolsas de hidrocarburos.


Después de todo lo leído, visto y escuchado, he tratado de sacar en claro, algunos de los problemas que conlleva esta práctica tan peligrosa, como ahora podréis ver a continuación.

  • Este proceso derrocha en torno a 9.000 y 29.000 metros cúbicos de agua, para un único pozo. Y en EE.UU están haciendo de media unos CINCO pozos diarios.
  • Para provocar esta explosión, cada empresa petrolífera tiene digamos "su propia receta". Y al más puro estilo Coca-Cola, cada empresa guarda derechos de admisión para que nadie, repito nadie, pueda conocer que contiene cada mezcla en cuestión. El problema está, que este gazpacho tan dañino, suele mezclarse con el agua que usamos diariamiente, mediante la intrusión de algún pozo cercano, o la filtración de estas sustancias por el subsuelo. Y entonces, ocurren cosas como ÉSTA.
  •  No se descarta una futura contaminación de animales, la cual provocaría un desastre ecológico grave, por no mencionar un posible caso de contaminación humana.
Realmente, gracias a los señores de Green Peace, podemos ver estos y algunas cuantas más desgracias que el Fracking nos depara. En España, por la zona del norte del País Vasco y de Navarra, cada vez se realiza más esta práctica. Están habiendo movilizaciones de miles de personas en contra de ésto, pero el gobierno no está diciendo nada. Y esta práctica se hacía tanto con el PP como con el PSOE. De nuevo el dinero, empieza a callar bocas de nuevo. Y el resto de personas, lejanas a estas zonas, pensarán que eso a ellos no les afecta, pero tenemos que darnos cuenta, que lo único que están haciendo, es contaminar y destruir aún más la tierra para que unos pocos sean aún más ricos.

Y ésta, no es la HERENCIA LETAL que queremos dejarle nosotros, jóvenes, a nuestros pobres hijos y nuestros pobres nietos. Que suficiente tendrán ya viviendo en una sociedad que se tambalea económicamente, como para que encima se tambalee también la tierra que está bajo sus pies.



 
 
The Dragonbron comes~

Mi primer trío.

Hoy os traigo mi primer trío, tres entradas que brotaron como de la nada en tan sólo cuestión de minutos.



Sobre la suerte.

La suerte no existe. Es cruel dictaminar que el destino te aguardaba una desgracia y a tu compañero una alegría, por puro azar. El destino -para mí- siempre será la acumulación de acciones que acaban por desencadenar en una situación concreta, ya pueda ser mejor o peor.
¿Mi destino? Alcanzar una comprensión del mundo y las personas que vaya mucho más allá. Y si logro explicarlo en textos, sería ya la utopía perfecta.
 
  Estrellas que nos observan                                                                                                                                                        
Siempre podrás alzar la vista a las estrellas. No tiene mucha importancia el color de tu piel, tu sexo, tu edad, tus creencias... incluso no importa el dinero que tengas en tus bolsillos. La emoción que se siente al mirar la inmensidad que nos rodea, y sentirnos a la vez especiales dentro de la inmensa masa de vida que nos dá, a veces casi sin darnos cuentas, señales de una mente pensante con quizás nuestros mismos miedos y deseos.

Eso no lo pagará el dinero. Eso no lo podrás explicar. Eso, compañero, tienes que salir a vivirlo.
 
Reflexión temporal 
Ahora, con más experiencia en mi interior, puedo rememorar pasados turbulentos que hasta hace no mucho, solían aflorar. Odio, rencor, desconfianza... es increíble la gama de nombres aplicables al término "perder el tiempo".

Quizás, algunos vean que esta forma de ser, pasa a ser demasiado autodidacta, demasiado autónoma. No pretendo alejarme de la sociedad, nunca quise, realmente soy una persona alegre con la sociedad -cercana- que me rodea. Sus más, sus menos. Pero no es necesidad de pararse a odiar, a sentir rencor... ; es tiempo que podría estar gastando en millones de cosas más. Deja fluir los problemas por tu espalda hasta que acaben por besar tu culo.

Bueno, espera... eso no quiere decir que trate de solucionar los problemas que surjan con los demás, siempre y cuando ellos sean algo importante para mí, algo por lo que luchar. Todo interconectado, seguir, no rendirse... métodos de vivir. Actitudes por aplicar.

Estoy en camino de lograrlo.


The Dragonborn comes...
 
 
 
 
 

No dejes de lado lo realmente importante.


No puedo parar de escuchar esto, y no lo llego a comprender, pero llevo días escuchándola y me está ayudando a llevar el día a día, que no siempre es tan llevadero como yo quisiera.
[Esto es lo que no puedo parar de escuchar...]

Los hombres no somos perfección. Nos fallan las fuerzas mil veces a lo largo de cien momentos, y siempre lloramos dos veces la misma pena pero jamás reímos dos veces el mismo chiste. Una recaída implica haber caído una vez antes, y no tiene por que ser algo negativo. Siempre nos queda algo que aprender, de nosotros mismos y de los demás. Son esas enseñanzas, que un profesor o un centro específico no puede explicar.

Precioso es ver como momento tras momento logras alzarte de nuevo, y no pierdes esa sonrisa que te caracteriza. Ni tu buen humor. Ni tu fidelidad a ti mismo. Iluso es aquél que piensa que lo que le pasa, es especial. Iluso es el que se atreve a juzgar el dolor de los demás. Y como iluso no tendrá mas que ilusiones de una realidad tan abrupta como abstracta.

¿Servirán de algo mis palabras? Probablemente no. Seré en ocasiones débil y las fuerzas volverán a dejarme atrás. Pero jamás perderé la fuerza para volverme a levantar, aunque me desangre por el camino. Si tengo que morir, si tengo que abandonar un sueño, o una causa que realmente me importe, que no tenga que arrepentirme de no haberlo dado todo. Aunque quizás no merezca la pena. No es cuestión de juzgar el sueño, sino de juzgarme yo, a mí mismo, y demostrarme que con mis fallos y virtudes, puedo pelear tanto -o más- que cualquier otra persona que me supere en muchos aspectos.

Me despido con una lágrima de emoción y una sonrisa de paz y tranquilidad.



~The Dragonborn comes...





Como mochuelo sin olivo.

"Me gusta el título para una futura canción de algún grupo estilo Marea"
Así sin más. Como tratando de evitar el círculo inevitable de amor-desamor-amor-muerte que todos llevamos escrito en las venas. Partimos de una misma base, pero luego cambiamos constantemente los caminos, aunque casi todos vamos hacia el mismo destino. La gracia es buscarnos un -o una- compañero de viaje que sepa aguantar todos nuestros defectos y que -recíprocamente- toleremos los suyos, llegando a tildar dicha relación de "perfecta".

La primera en la frente. Bien empezamos. La perfección en sí no existe. Es nula. Digamos que fué el adjetivo que se creó para las deidades. Ellos son superiores porque "son" seres perfectos.
En este caso, tras meditarlo, podríamos decir:
"Las parejas se eligen con el mismo criterio que votas a un partido político. No por el mejor, sino por el menos malo."
Yo no voy a obligar a nadie a que me haga caso. Pero mi opinión es digamos una de las dos grandes vertientes o alternativas que hay a la hora de afrontar la gran mayoría de estos casos, y la otra, digamos que es pensar que el amor es una fuerza sobrenatural perfecta que puede cambiarlo todo y puede hacer magia de colorines. El -o la- que quiera vivir en el mundo de My Little Pony está en su derecho.  

Y el -o la, otra vez- que opine que dado la primera opción, la mejor solución o método para actuar o llegar a la meta antes que nadie sea tan simple y llanamente ir saltando de relación el relación, se acabará dando cuenta -más temprano que tarde- de la cantidad de tiempo que ha perdido entre ligoteos, arrumacos, mimos y cortos períodos de cortejo. Que acaban desembocando en finales sumamente parecidos con parejas drásticamente diferentes.
"Ya sé que la vida es fugaz. Pero nadie se muere por pararse a pensar dos veces, lo que va a hacer o lo que va a decir."
 Vamos, después vienen los disgustos. Porque SIEMPRE vienen. En algunas relaciones se ven venir a éstos sin que siquiera la relación haya empezado. Como diciendo que lo llevan jodío hasta las cejas antes de darse dos besos. Pero oye, ahí te quedas y ahí sigues. Todavía no llego a comprender la necesidad emocional de tener pareja, pero supongo que entre los jóvenes mas inmaduros -las cosas claras y el chocolate espeso- que el corazón los lleva de oca en oca, es la fantasía lo que les empuja. De nuevo el concepto de perfección. Cada tío -o tía, esto me está hartando un poco...- con el que se relacionan, pasa a ser perfecto. Y si encima de que la perfección es un cuento, no se tiene ningún criterio a la hora de juzgar a nadie... pues oye, mal vamos.

Yo supongo que tendré que mejorar en muchísimos campos, y seguramente dentro de las relaciones -el tipo me da igual- tenga que pulir más de un matiz. Así que no me voy a poner a criticar los golpes que le dieron al mochuelo en el olivo, porque en el fondo el mochuelo se los vió venir todos, los de ahora o los de hace tres años. Pero como pensó que eran las alas de otro mochuelo que se acercaba, se dejó impactar por los palos y cayó al suelo, el ingenuo.

Así que dejadme ya de "clavos que sacan otros clavos" y de "puertas que se cierran, otras que se abren", que me tenéis los cojones hinchados de tanto bricolaje, que más que sufrir por amor parece que estoy montando una mesita de noche.