Bienvenid@s.

Este es mi blog, un pequeño sitio donde vengo de cuando en cuando a soltar ideas en forma de entradas. Siéntete libre de curiosear lo que quieras, como también de comentar lo que te apetezca. Encontrarás un gazpacho fresquito -o no- de temas. Espero que disfrutes y gracias por dedicarme algo tu tiempo.

Diego.

Un quinto de siglo.

[Música de ambientación]

En unas horas se conmemora el aniversario de aquella vez que mi madre -con sangre, dolor y lágrimas- me arrancó de su vientre y me dejó encima de una toalla, sangrante y lloriqueando, como si de un ente moribundo me tratase.


Pero no es así, era la creación de la vida. De una vida singular pero única a la vez, que viviría años de dolor y asfixia, seguido de sonrisas y épocas de luminiscencia cuasi absoluta. En este quinto de siglo, he vivido y soñado más de lo que jamás hubiera querido desear, pese a los baches que más de uno me ha ido poniendo, me pone, y me pondrá... no puedo pedir más. Mis enemigos quieren y alaban cada vez que alguien se apodera del poder léxico y me da "mi merecido" pero, ignorantes ellos, no saben que ya tengo más de lo que me merezco, y que darme mi merecido sería incongruente, sino lo lógico sería, quitarme lo no merecido.


Mi familia, mis amigos, mi salud, mi -poco- dinero... son cosas que no pondré en tela de juicio frente a nadie, pues aunque sean diferentes a las del resto... tienen  algo que jamás las harán como las del resto. Y es que son mías. Es mi familia, son mis amigos, es mi salud, es mi vida. Las críticas y los halagos solo sirven para mejorar por dentro, para cuestionarte los pasos, para pensar de cuando en cuando qué debes de cambiar. Pero por encima de eso estoy yo. Yo y mis propias decisiones. Me arrepiento de haber hecho y no hecho más de una, pero ya no hay marcha atrás, y a lo hecho, pecho. Hay que mostrar esa valía que te hace reconocer tus actos, por muy malos que sean, y ser humilde, por muy buenos que sean.


Espero que este blog viva conmigo en mi siguientes cuatro lustros, que empiezan aquí y empiezan junto a él, que me hará servir de alas, para volar cuando más lo necesite.

 Esta noche iré con mis amigos de siempre, y los de casi siempre, a mis bares de siempre, donde sé que -por muchos cambios que haga, y por mucho tiempo que no vaya- se me tratará como el primer día, hasta el último.


Agradezco a todos los que habéis convivido conmigo estos 20 años -que pronto se dicen- y os invito, a que dejéis en los comentarios alguna escena o momento entrañable que hayamos vivido en este tiempo. Hagamos de ésta entrada, un pequeño paréntesis sin egolatría y despotismo.



PD: Lamento no poder ver esta noche a todos los que yo quisiera. No hay problema, tendremos tiempo para resarcirnos.

Ropebreak.

Tocando la cuerda para que sueltes la cuenta, mordiendo en tus manos para que sueltes mi camisa, no voy a tolerar la más mínima.

Qué de tonterías tienes que oír a lo largo del día, quizás sea esta una de esas tonterías más, pero si la lees entera y luego me tiras tu mierda encima, deberías de cuestionarte si tan tontería es algo en el que malgastas aunque sea una de tus pésimas teorías. Allá tu con lo que dices, allá tu con quien hablas, por quien lloras o por quien te mueves. Todos saben bien quién merece mas respeto y quien mas insultos, solo mirate y mirame. Mis insultos no van más allá de un blog donde cada uno saca su escudo y se dedica a tirarme flechas, dentro de la pantalla se me acribilla y se me acaricia a la vez, fuera de la pantalla la historia es otra, la verdad me da la razón. Con tus miradas y tus celos no hago mas que reírme, con tus mentiras no hago mas que escupir sobre tus pisadas.


Que te tenemos calado. Que todos te conocen mejor de lo que crees, ¿por qué no te vas a llorar allí donde la gente se crea tus lamentaciones?.


Y llegarán mas comentarios inteligentes sobre lo que me guste o lo que me importe, como si creyeran que sus comentarios sobre mi persona son cosas a tener en cuenta, como si sus comentarios no fueran idiosincrásicos. Por sus ganas de pisarme o de verme humillado. Si queríais verme así llegáis tarde, se os adelantaron hace muchos años y lamento deciros que la situación no se repetirá, así que mejor cesar en vuestra intentona tan vacua.


Yo sigo tal y como empecé, seguiré haciendo lucha libre y seguiré escribiendo como siempre, se diga lo que se diga. Porque hacer... para qué mentir, no me haréis nada. Salvo intentar dañarme a base de palabras -oh, qué sufrimiento mas grande acaece mi alma, ¿merece la pena morir soportando unos pocos sintagmas?-, demostrando la valía que ya me dijeron que teníais.

Ni yo ni tus amigos somos ciegos, vemos lo que haces y dices. Pero no pierden tiempo en decir nada, no tendrán tantas ganas como puedo tenerlas yo.



En una esquina oscura del tiempo. [II]

Hubo una época -no muy lejana- en la que simplemente me dediqué a coger bolígrafo y papel y a escribir todo aquello que surgiera de mi cabeza. Sin importarme el qué y el como, yo escribía y plasmaba todo lo que me rondaba en torno al pensamiento. Posiblemente sean tonterías, pero lo dejaré todo por aquí, quién sabe. Igual os gusta alguna.


"Deja caer tu arma, y serás hombre muerto."
 
"Si no tienes amigos, no te harán falta enemigos."
 
"La confianza es lo primero que se pierde, el odio, lo último."
 
"Las garras del tiempo, cicatrizan en el alma."
 
"Ama a una persona, tanto como a tu perro."
 
"Sexo, drogas y Rock, son tres cosas incompatibles."
 
"Si crees en Dioses, no crees en ti mismo." 

"Come piedras, para tragar gravilla."
 
"Ven, no temas, ¿qué daño puedo hacerte yo que no te lo haga otro cualquiera?"
 
"No puede haber paz, si se considera inteligencia, al tema militar."
 
"Si un Rey muere, deja la misma mancha, la misma suciedad y la misma peste."
 
"Los últimos serán los marginados, los primeros, los elegidos."
 
"Si naciste por un descuido, no mueras por equivocación."
 
"Hablando se entiende la gente, pero… ¿la gente se entiende hablando?"
 
"Destruir, es mas sencillo que construir."
 
"La unión, hace la fuerza. La fuerza, hace el poder. El poder, hace la codicia y la codicia, hace la guerra."
 
"Cuantas más zancadillas me ponen el camino, mas divertido se me hace."
 
"Siembra esperanza para recoger traiciones, siembra traiciones para recoger matanzas."
 
"Un enemigo moribundo, es una amenaza más."
 
"A enemigo que huye, puñal en la espalda."
 
"Salud, Dinero y Amor. Quita el dinero, ¿qué te queda? Nada."
 
"Si de verdad existe el pecado, me arrepiento de haber nacido, pero como sé que no existe, se puede ir largando."
 
"Hasta mis ojos huelen tu sabor a mierda. Las apariencias, me encantan."

"Las heridas del vinagre sólo se curan con sangre."

"Si eres feliz no eres consciente, sino eres consciente no eres humano."

"Cree lo que quieras o a quien quieras, pero nunca obligues a razas enteras."

"El amor es una enfermedad sin cura."

"No mas corazones. Att: El hígado."

Hagamos algo nuevo.

El pasado sábado me encontraba yo en el bar de siempre, charlado un rato con mi amigo Juanma mientras veíamos un vídeo de Savatage. "A este grupo" recordó, "lo vi tocar en el 91, aquí en Cádiz, fue el último concierto en condiciones que tuvimos por aquí...". Tras varios minutos de conversación sobre esto mismo, saqué el tema del Metalway que hubo allá por el 95 aprox. que fue en Jerez y que el contrato -que fue anulado ipsofacto- duraba nada mas y nada menos que 5 años, y con posibilidad a más. Pensad por un momento que hoy por hoy, en Jerez, podríamos tener el mayor festival español que hay. Bueno, tampoco lo penséis mucho, porque el fracaso fue tal, que mucho ha de cambiar el panorama por aquí para que ese milagro se vuelva a obrar.

Hoy día, hay demasiado niñato que se compra camisetas del último disco de Metallica o los Maiden, se compra todos los discos e incluso papá y mamá le permite el capricho de gastarse 150 pavos en un finde para ir a ver a su grupo favorito. Pero cuando llega la hora de arrimar el hombro en su propia tierra, se raja asintiendo como excusa que "hay grupos mejores por España". Este comportamiento me da igual, todos sabemos distinguir a un tío así del resto.

Luego hablamos de otro festival fallido, el Gades Metal Fest. Un festival 100% gaditano y que con un poco de suerte, podría haber aspirado a más. Volvemos a lo de siempre, la gente que se niega a ver tal indecencia y el ayuntamiento que presta la más mínima ayuda.

Pues bien, he estado pensando algo. Un modo mejor y diferente de gastar el dinero. Una alternativa a esos Andy y Lucas, ese Chayanne o ese Macaco. En resumen, que paren ya de traer porquería anticuada a la playa por un jodido dineral. Tengo una idea mucho mas rentable.

Serían tres días con rock y metal a nivel provincial o incluso regional. Viernes, sábado y domingo en la plaza San Antonio. Montar allí un escenario no muy grande tampoco, y dar la oportunidad a grupos de aquí, a mostrarse y tocar lo que les gusta. Serían horarios cómodos. Empezando a las 17.00 y acabando a las 00.00. A media hora por grupo, serían 14 grupos diarios, en tres días...32 grupos en un finde. También se podría montar -aprovechando el tamaño de la plaza- una pequeña barra donde sirvieran bebidas varias y algo para picar, e incluso un par de stands donde los grupos que quieran, puedan vender discos, camisetas, chapas...
Seguro que conseguiríamos un gran fin de semana, y seguro que sale mas barato que un concierto porquerioso de eso que organiza el ayuntamiento en la playa.

Pero hay dos grandes problemas, uno: es rock, el ayuntamiento lo echará atrás. Dos: Es rock a mucho volumen y el pueblo gaditano sólo sabe aguantar tres cosas a volumen alto: una, la semana santa; dos, el carnaval y tres, los gritos que pega en el falla la hija de la gran puta de la Hierbabuena.

Expandiré la idea, si la cosa gusta, quién sabe...igual busco firmas, con unas cuantas puede que el ayuntamiento se digne al menos a escucharme...


¡Que se mueva Cádiz por el puto Rock'nd Roll!

En una esquina oscura del tiempo.

Hubo una época en la cual yo no tenía blog, y todo lo que escribía estaba hecho de la forma más arcaica -pero no menos efectiva- que sabe hacerlo la raza humana: a base de bolígrafo y papel.

Escribía de todo, me era indeferente el estilo y el tema era arbitrario, cada día escribía sobre temas que me iban apeteciendo, indiferentemente de la relación que pudieran llegar a tener éstos entre sí. El problema de escribir de este modo, es que ahora tengo un dossier repleto de hojas escritas, y creo que hay cosas que realmente deberían ver la luz y ser publicados. Porque creo que es parte de mí, y como otra parte de mí más, merece tener constancia en la historia de mi vida, como es ya este blog que voy queriendo cada día mas.

No quiero dormiros con mis monsergas ambiguas, a sí que empezaré a redactar ya mismo los textos. Posiblemente tú, que sueles leerme, conozcas el contexto de cada escrito o incluso recuerdes viejos tiempos. Espero no abrir viejas heridas, esto es sólo por amor al arte.


 "Las hormigas se llevaron su vida"

Allí se hallaba él, sentado en el duro pero confortable suelo de parque de su casa. Viendo como una hormiga cargaba con un gran trozo de galleta, en comparación con ella misma.
Echó la cabeza hacia atrás y suspiró. El blanco del techo y el salmón de las paredes eran como clavos que le hacían sangrar los ojos. Imaginó por un momento si él, al igual que la pequeña hormiga, sería capaz de cargar con el peso de toda la vida que le quedaba por delante sólo, sin ayuda, sin nadie más que él mismo.
Volvió a mirar hacia el trozo de galleta, no había ninguna hormiga.

-No eres tan fuerte como pensaba- Se dijo para sí mismo.
A los pocos segundos, aparecieron no una sino cuatro hormigas y entre todas empezaron a cargar el trozo. El joven sintió envidia y melancolía a la vez, sin saber muy bien el por qué.
-Joder, si antes lo digo...-Calló la última frase, como si esperara que alguien la completase, pero no fue así.
-Maldita adolescencia, ojalá acabe pronto, sé que éste se considera un período de estudio, diversión y jovialidad, que la vida son cuatro días, pero para mí esos cuatros días son demasiados para las ganas que tengo.
Sólo me quedan ánimos para escribir, de intentar dejar un legado o un recuerdo, de canalizar mi desgana sobre algo "productivo".

Mientras pensaba ésto, cerraba los ojos y dejaba caer una lágrima sobre su rostro. Cuando dejó de pensar, abrió los ojos, cogió la lágrima a punto de morir en su boca y la observó mientras su dedo humedecía por momentos que ésta continuaba con su recorrido. Dejó caer la lágrima durante unos segundos, hasta que cerró el puño y acto seguido apretó los dientes y se golpeó con éste en el pecho en un manifiesto de rabia y dolor.

Miró de nuevo a las hormigas, había unas diez. Entonces se dio cuenta que su dolor y su pesar aumentaba igual de rápido que el número de hormigas.

Hasta que la galleta se acabe, o hasta que su vida se consuma.